La Roja

Luis Rojas: “El Mundial Sub 17 me abrió una puerta para firmar por la U”

En una nueva edición de #FJLive, el volante Luis Rojas (18) se refirió al retorno a los entrenamientos con Universidad de Chile y a su destacada participación en la selección nacional sub 17.

Con respecto a las primeras jornadas de puesta a punto en el Centro Deportivo Azul, Rojas señaló que «fueron fuertes, porque hace meses que no entrenábamos en cancha, no teníamos la intensidad de correr, frenar, golpear al balón. Pero hace rato uno esperaba esto».

El ejemplo del papá

El padre de Luis Rojas, del mismo nombre, también fue futbolista. Debutó en 1972 por el desaparecido Aviación y se retiró en 1987 en Palestino, registrando además 17 partidos defendiendo a la Selección Chilena. Por eso, la influencia futbolera que ejerció sobre su hijo comenzó a temprana edad.

«Yo no lo alcancé a ver jugar, pero una vez retirado me llevaba a jugar en una liga y así estuve siempre en el ámbito del fútbol. Ya estaba acostumbrado a verlo como algo cotidiano, no podía estar sin jugar a la pelota. La llevaba a todos lados, si mi papá iba a una cena, yo la llevaba y me ponía a patear ahí mismo».

Tras pasar por varias escuelas de fútbol, finalmente recalaría en los azules. «Llegué a la U a los 12 años. Estaban haciendo pruebas y a mí me dijeron ven jugar. En ese tiempo jugaba de defensa central, era líbero. Y se notaba que tomaba la pelota y me iba para arriba. Y como a los 14 le dije al profe que no podía jugar más atrás, que me tirara de volante. Y quedé de volante hasta ahora», narra sobre sus comienzos.

«Me gustaba jugar de defensa porque ahí pegaba, como mi papá que yo lo veía en la cancha y venía uno y lo barría, entonces yo lo veía como algo normal. Además ahí tenía más visión«, cuenta con respecto a ese puesto que quedó en el olvido para establecerse en el mediocampo.

Una experiencia mundial

Rojas se convirtió en una de las piezas fundamentales de la Selección Chilena Sub 17 que tuvo una destaca participación en el Sudamericano y el Mundial de la categoría, llegando a convertir en ambos torneos.

Sobre el primero, recuerda que «el Sudamericano fue súper emocionante y también desafiante, ya que en los dos primeros partidos yo no jugué. Yo estaba muy picado, frustrado, enojado conmigo, me salía humo. Y en el tercer partido cuando me dicen que voy a jugar estuve muy feliz. El partido con Uruguay fue clave para nosotros, por la remontada y ganarlo. Estuvimos a punto de ser campeones».

Una vez conseguida la clasificación, la Roja Sub 17 realizó una gira por España donde coincidió con la selección adulta en un entrenamiento. «Fuimos como sparrings, los ayudamos, hicimos movimientos que nos pedían, luego jugamos un partido de dos tiempos de 15 minutos, pero quedamos muertos. Nos movían la pelota para todos lados, era muy difícil saber lo que iban a hacer. Controlaban y tocaban, giraban, el ritmo era increíble. Y cuando terminó el entrenamiento nos sacamos fotos con Arturo, con Alexis, estábamos alucinando».

Finalmente, la participación de la selección y de Rojas en el Mundial fue destacada, aunque cayeron en un intenso partido ante Brasil en los cuartos de final. «Más que picado, quedé con ganas de algo más, porque siento que por cómo jugamos se nos dieron las cosas y pudimos haber hecho algo más«, expresa el jugador.

Sobre la posibilidad de proyectar a aquella generación para la actual Sub 20, Rojas plantea que «yo creo que sí, ya que nos conocemos hace rato y eso igual puede ayudar mucho. Pero todo depende del DT y de los jugadores que lleguen, porque en las últimas nóminas había como tres o cuatro de nóminas anteriores, pero el equipo se veía bien».

Su presente azul

Tras finalizar su participación en el Mundial, Luis Rojas firmó contrato profesional con Universidad de Chile, el que lo liga por tres años al cuadro laico.

Sobre aquella cita mundialista, Rojas expresó que «significó una puerta que se me abrió para poder firmar con la U y estar en el primer equipo y llegar a más». Porque, confiesa, tuvo otras opciones: «Tuve ofertas de equipos de Alemania, Inglaterra, España y Brasil, pero yo quería quedarme en la U. A futuro depende de cuánto juegue, pero yo quiero seguir en la U para ir quemando etapas».

Con respecto a las altas expectativas que ha generado su aparición para los hinchas azules, el volante indica que «yo lo veo como un desafío, a mí me gusta la presión, la veo como algo positivo, y siento que si tengo tanto apoyo y presión voy mejorando en lo físico y técnico y eso me ayuda mucho».

En septiembre del año pasado tuvo por fin su debut en el profesionalismo, cuando ingresó en el segundo tiempo en el duelo jugado en El Salvador entre Cobresal y la U por Copa Chile. «Fue emocionante, quería mucho entrar. Nos mandaron a calentar y fui el primero en tomar la botella e irme a trotar. Cuando estábamos calentando miraba de reojo al profe, saltaba y corría más, me sentía volando», rememoró con la emoción aún a flor de piel.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in La Roja